LEY DE PROPINAS: SE REGLAMENTA LA NATURALEZA Y DESTINACIÓN DE LAS PROPINAS.

Por medio de la Ley 1935 de 2018, el Congreso de la República reglamenta la naturaleza y destinación de las propinas en los establecimientos de comercio dedicados a la prestación de servicio de consumo de alimentos, bebidas y/o espectáculos públicos, o en cualquier otro en que se sugiera el pago de propina.

Los aspectos más importantes de la ley son:

La propina se considera el reconocimiento monetario que el consumidor aporta voluntariamente a los trabajadores que le han ofrecido un buen servicio y por lo tanto en ningún caso constituyen salario.

Se prohíbe a los propietarios y administradores de los establecimientos de comercio intervenir en la distribución de las propinas o destinar alguna parte de ellas para reposición de elementos de trabajo, pago de turnos o cualquier gasto que por naturaleza corresponda al establecimiento.

Serán beneficiarios del reconocimiento monetario única y exclusivamente las personas involucradas en la cadena de buenos servicios ofrecidos.

Si los trabajadores miembros de la cadena de servicios no se ponen de acuerdo en la distribución de las propinas, ésta será realizada por el empleador de manera equitativa.

En todo caso, el empleador tendrá un plazo máximo de un mes para distribuir las propinas.

Por último, la Superintendencia de Industria y Comercio se faculta para velar las disposiciones contenidas en la presente ley y podrá emitir órdenes de suspensión inmediata y de manera preventiva la producción o comercialización de productos hasta por un término de 60 días, entre otras.

Buscar: